Vídeo promocional del programa. | Twitter: @viajeroscuatro

5

Mallorca fue el destino escogido este viernes por Viajeros Cuatro: el programa de Mediaset recorrió la isla balear y mostró a la audiencia sus encantos. En esta nueva temporada el formato apuesta por apoyar al sector turístico nacional antes de la llegada del verano.

La reportera Mónica Domínguez estuvo guiada por personalidades reconocidas en Mallorca como los cantantes Ricky Merino y Jaume Anglada, el chef Andreu Genestra, el influencer Miquel Montoro, la empresaria Marta Simonet o la inconfundible Terremoto de Alcorcón. Todos ellos se esforzaron por compartir una isla más allá del conocido 'sol y playa'.

Pero, ¿qué recomienda el programa visitar en Mallorca? Viajeros Cuatro, además de ser un gran escaparate para los posibles turistas, también puede servir de guía a los residentes para redescubrir su lugar de residencia.

Palma: la Seu, Santa Catalina y gastronomía

Marta Simonet fue la encargada de mostrar los puntos más destacados de Palma. La primera parada fue en uno de los lugares más emblemáticos de la isla: las terrazas de la Seu y sus maravillosa vistas. Además, recorrió con la reportera sa Riera, Santa Catalina y el Portitxol.

La empresaria también hizo especial hincapié en la gastronomía local. Sus elecciones: una ensaimada en el Fornet de la Soca, y variat y llonguets en el Bar Bosch.

Cultura: Auditorium de Palma y Castell de Bellver

Ricky Merino, por su parte, mostró al público sus orígenes y recordó sus primeras actuaciones en el Auditorium de Palma. Además, desde la azotea compartió una panorámica del paseo Marítimo de Palma.

Otro de los lugares favoritos del artista es el Castell de Bellver. El mallorquín explicó que este castillo es único es España «porque tienen una planta en en forma circular, junto con cuatro grandes torres orientadas hacia los cuatro puntos cardinales».

Serra de Tramuntana: Valldemossa, Deià y Sóller

La Serra de Tramunata, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, es una parada obligatoria en Mallorca. Anglada se decantó por Valldemossa, Deià y Sóller para el programa.

En Valldemossa destacó los jardines de la Cartoixa y su popular coca de patata, y en Deià, pueblo «de artista y poetas» en palabras del cantante, el hotel Belmond La Residencia y Cala Deià.

Mención aparte merece Sóller, ya que como dos turistas más, Jaume y Mónica se subieron al tren para descubrir este pueblo de la forma más original.

Norte de Isla: Playa de Muro y Faro de Formentor

Merino también quiso enseñar la Playa de Muro, «su favorita». Después de pasear por las 'casetes' de es Capellans, recorrieron la playa montando a caballo, una experiencia única.

Pero el participante de Operación Triunfo no se quedó ahí y trasladó al equipo al Faro de Formentor, a 188 metros sobre el nivel del mar. El artista explicó que fue el faro más complicado de construir en Baleares por su ubicación.

Manacor: el Hipódromo, las Covas del Drach y perlas

La Terremoto de Alcorcón sorprendió con su elección: el hipódromo de Manacor. La concursante de Masterchef Celebrity se definió como una amante del trote y aseguró que le encanta ir «cada domingo para ver a los caballos y tomar un vermú». Pep Noguera, de Diabéticas Aceleradas, le acompañó vestido de «traje de pagesa regional a lo Freixenet».

En Manacor también les esperaba una anfitriona de honor: María Barceló, tía de Rafa Nadal. La empresaria recorrió en barca las Covas del Drach, que se extienden hasta una profundidad de 25 metros y alcanzan los 2,4 kilómetros de longitud. Además, profundizó sobre la importancia de las perlas en Manacor.

Gastronomía: sobrasada y 'pilotes'

Andreu Genestra fue la opción escogida para hablar de la gastronomía mallorquina. El conocido chef, con estrella Michelin, mostró su restaurante Aromata y habló sobre la importancia de la materia prima en la cocina. Con la colaboración de Can Company, profundizó en la crianza del porc negre y alabó su sobrasada.

Y no hay programa sobre Mallorca en el que no aparezca Miquel Montoro. El influencer y su madre invitaron a Mónica a su casa; allí la reportera pudo montar en el tractor del joven y degustar las famosas 'pilotes'.

Mucho más

Pero esto no es todo. El programa también enseñó el monasterio de Sant Honorat, uno de los lugares más espirituales de la isla ubicado en la montaña de Cura.

Por su parte el empresario Carlos Seguí se centró en la zona de Calvià, más en concreto en Puerto Portals, y confesó su zona de baño favorita: la cueva del pirata.