Abusar del tomate puede acarrear algunos inconvenientes para personas con enfermedades renales.

10

Las recomendaciones alimentarias aseguran que hay que comer fruta y verdura al menos cinco veces al días. El tomate es uno de los alimentos que más se consumen durante los meses de verano, ya sea cocinado o crudo se puede encontrar en infinidad de recetas. Sin embargo, abusar de él puede tener algunas contraindicaciones para la salud.

El tomate es una fruta muy aconsejable para cualquier persona sana, niño o adulto, y encaja a la perfección en las dietas para adelgazar, gracias a las pocas calorías que aporta (unas 22 Kcal/100 g) y la gran cantidad de agua que contiene (94 g/100 g).

Sin embargo abusar de este alimento no es recomendable, sobre todo para personas con algunas enfermedades concretas. Se desaconseja comer en exceso tomate a aquellos que sufren llagas o aftas en la boca, debido a su nivel de acidez.

Las personas que padecen alteraciones en el aparato digestivo también deben evitar el consumo de tomate. Si se sufre reflujo esofágico, acidez de estómago, úlceras estomacales, o se ha pasado por una cirugía digestiva, es preferible que se evite consumir este alimento.

Otra de sus contraindicaciones se debe a su alto contenido en potasio, los enfermos con alguna patología renal, como insuficiencia renal, daños graves en tejidos, déficit de insulina o acidosis metabólica, también deben evitar abusar de su consumo.

A pesar de ellos, el tomate tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud. Entre ellas, gracias a la vitamina A ayuda a proteger la vista, en bueno para mejorar la circulación sanguínea, cuida la piel gracias a sus propiedades antioxidantes y es diurético.