Antonio David Flores. | Efe

5

El Juzgado de lo Social número 42 de Madrid ha estimado que el despido de Antonio David Flores del programa Sálvame de Telecinco, el pasado 21 de marzo tras estrenarse la docuserie Rocío: contar la verdad para seguir viva es «nulo por vulneración de su derecho fundamental al honor», según avanzan algunos diarios nacionales este viernes.

La sentencia también condena a la productora, La Fábrica de la Tele, a abonar «los salarios dejados de percibir hasta la fecha en la que el contrato temporal hubiera finalizado -32.361 euros-».

La justicia obliga también a pagar a Antonio David Flores una indemnización adicional «por los daños ocasionados con la vulneración de su derecho al honor en la cuantía de 50.000 euros».

La sentencia afea la forma de proceder de La Fábrica de la Tele: «Lo relevante no es sólo que se comunicara su despido o se informara de él a la audiencia del programa en el que hasta ese momento prestaba servicios como colaborador, sino que fue a través de dicho programa como el actor -a la vez que todos los telespectadores- tuvo conocimiento de la extinción de su relación laboral y de los motivos de ésta, extremo que no carece de importancia».