Previous Next
0

Para culminar un verano lleno de eventos e intentando volver a la normalidad, se celebró en Menorca un encuentro entre diferentes marcas de lujo dirigidas por mujeres: Mar Aldeguer exhibió su ultima colección de Coolook, Bahía de Palma 1962, junto con la empresaria farmacéutica Pilar Barrau, quien explicó los beneficios de la alta cosmética natural de Sarah Becquer, distribuidos en exclusiva en Balears, y la reconocida bodeguera Camino Pardo, enóloga y directora de las bodegas Nexus&Frontaura, quien ofreció una edición limitada de su refrescante y ligero rosé, uno de sus vinos favoritos.

Esta mezcla empresarial dio como resultado que el jardín de La Margaret reuniera entre las murallas de Ciutadella a rostros de diversos sectores profesionales que, entre «joyas vino y piel», disfrutaron de una agradable velada antes de la vuelta al cole. Los exclusivos diseños de joyas Coolook brillaban en forma de peces de plata dorada y entre las piedras de colores, destacaban unas espectaculares apatitas azules con unas tonalidades increíbles, que hacían pensar que estábamos buceando entre las cristalinas aguas de Balears.

Los mejores serums con delicadas fragancias y untuosas cremas, para dejar un rostro reluciente después del tórrido verano, se presentaban acompañados del exclusivo rosé Forntaura&Victoria. A este encuentro acudieron algunas de las mejores farmacéuticas y reconocidos médicos, como María Victoria Trasmonte, médico intensivista que ha estado trabajando en primera línea de fuego durante la crisis del coronavirus en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital 12 de Octubre de Madrid e impulsora de la iniciativa ‘Acortando la distancia’ mediante la cual se propuso la inclusión de dispositivos electrónicos en la UCI para mantener el contacto entre los ingresados por COVID-19 y sus familiares en un momento delicado de sus vidas. Ese proyecto le valió el Premio Eficacia 2020 como mejor campaña promocional y optar a otros galardones sanitarios. Con este homenaje que queremos dedicarle desde aquí acabamos, casi casi, un verano maravilloso.