Imagen de varios ejemplares de llampuga en el mercado. | Archivo

12

Dos embarcaciones de pesca recreativa han sido denunciadas por la Dirección General de Pesca y Medio Marino por pescar en los «capcers» de llampuga de la Cofradía de Pescadores de Palma, y podrían enfrentarse a sanciones de hasta 30.000 euros.

Los hechos ocurrieron el sábado pasado, cuando las dos barcas fueron interceptadas por una embarcación de inspección pesquera cuando recorrían el andén de los «capcers», ha detallado la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación este miércoles en una nota.

Una de las embarcaciones había pescado llampugas y albacoras, y la otra no llevaba capturas a bordo. Además, una de ellas no disponía de la preceptiva licencia de pesca.

La pesca profesional de la llampuga con «llampuguera» se basa en la costumbre que tienen estos peces de agruparse alrededor de objetos flotantes, por lo que los pescadores de Mallorca calan unos elementos agregadores, denominados «capcers», donde se agrupan y se concentran estos peces, ha recordado la Conselleria.

Según la normativa que regula la pesca de la llampuga, se prohíbe que, mientras están calados los andenes, ninguna embarcación se puede aproximar a menos de 250 metros de los «capcers» para evitar que otras embarcaciones capturen las llampugas o las dispersen.
La pesca profesional de la llampuga, además, tiene un descanso semanal de 48 horas, y los sábados y domingos no salen a pescar, «una circunstancia que es aprovechada por algunos para pescar las llampugas que se encuentran agrupadas», según la Conselleria.

Tanto la pesca en los «capcers» como la carencia de licencia están tipificadas como una falta grave en la Ley 6/2013 de pesca marítima en Baleares, con sanciones que pueden alcanzar los 30.000 euros.