Numerosas personas observan desde un mirador de la localidad de Tajuya, en el municipio de El Paso, la evolución del volcán. | Ramón de la Rocha

0

El psicólogo y director del Instituto Europeo de Psicología Positiva, Juan Nieto, aconseja los afectados por el volcán en erupción en La Palma (Canarias) apoyarse en la comunidad y la familia, «y expresar sus sentimientos para superar el 'shock' emocional» que provocará la pérdida de sus casa y tierras.

Nieto recuerda que en esta situación de «emociones desbordadas», de altibajos emocionales, «es importante verse acompañado y que haya una canalización de todos estos sentimientos en el momento en que aparezcan».

Así, recomienda que las personas utilicen todos aquellos recursos emocionales que en otras situaciones convulsas de la vida les hayan podido funcionar y calmar al menos momentáneamente y, «sobre todo, apoyarse en los demás: vecinos, hermanos pareja, la propia comunidad e incluso en todas aquellas personas (bomberos, policías...) que les están ayudando».

Posteriormente, advierte, «tendrán que experimentar un proceso de duelo donde deberán hacer recuento de las pérdidas que, aun siendo materiales, la implicación emocional será altísima y habrá que afrontar la reconstrucción y la recuperación emocional».

Ahora mismo, en su opinión, hay una gran incertidumbre sobre la suerte que han podido correr sus casas o negocios. «La incertidumbre es de las emociones más complicadas (el cerebro necesita certezas para salir adelante y cerrar etapas) y en este caso de catástrofe hablamos de incertidumbre que impide en un primera fase por completo iniciar esa etapa de duelo», señala.

Una vez que pase todo, concluye, los afectados «necesitarán poner en orden las ideas y sentimientos para poder pisar firme y reconstruirnos en la siguiente etapa».