El suceso fue grabado por un cliente del centro comercial que se encontraba en la acera de enfrente. | R.S.

39

Brutal paliza a un chico frente al centro comercial Portopí de Palma. A las 23.10 horas del pasado sábado, varias llamadas alertaron a los equipos de emergencia de una pelea multitudinaria frente al número 999 de la calle Joan Miró de Palma.

Los testigos apuntaban que habían presenciado cómo un joven era perseguido por, al menos una decena de personas, y que cuando lograron darle alcance comenzaron a propinarle patadas, puñetazos, hasta dejarlo tendido en el suelo herido. Todo ello, fue grabado por un cliente del centro comercial que se encontraba en la acera de enfrente y a una distancia prudencial del lugar de la agresión.

Rápidamente, varias patrullas del Cuerpo Nacional de Policía se personaron en el lugar para auxiliar a las víctimas. Los presuntos agresores, al escuchar las sirenas acústicas de la policía se dispersaron huyendo de las inmediaciones para no ser identificados.

Algunos testigos comentaron a los agentes que, instantes antes, dos hombres se habían enzarzado en una discusión que poco a poco fue subiendo de tono. Acto seguido, los amigos de uno de los participantes se unieron a la discusión y posterior agresión.

Varios vecinos y clientes del establecimiento comercial coincidieron que fue una pelea totalmente desnivelada. «Por una parte eran más de 10 personas contra uno solo. Fueron unos cobardes», apuntaba uno de los testigos.

Finalmente, la Policía Nacional no logró identificar a los agresores, pero con las imágenes aportadas al caso está previsto que en las próximas horas o días se logre localizar a todos los violentos y proceder a su detención.