El equipo de la UFAM de la Policía Nacional detuvo el jueves al sospechoso. | A. Sepúlveda

5

La Policía Nacional ha detenido a un individuo de nacionalidad polaca que supuestamente secuestró a su novia y la tuvo retenida en un piso de Palma. El acusado ha pasado a disposición judicial y ha ingresado en la cárcel.

Según los datos a los que ha tenido acceso Ultima Hora, los hechos se descubrieron el jueves por la mañana, cuando la víctima consiguió enviar un mensaje de auxilio a su madre, explicándole que estaba secuestrada por su compañero sentimental.
Policía Nacional

La mujer acudió rápidamente a la Policía Nacional y el caso pasó a manos de la UFAM (Unidad de Atención a la Familia y la Mujer), que comprobó que el sospechoso era un extranjero con antecedentes por malos tratos. De hecho, un juzgado de Palma había cursado una orden de alejamiento del acusado hacía la víctima, por episodios violentos anteriores, y el polaco quebrantó la medida.

Los funcionarios acudieron al piso, adoptando las medidas de precaución necesarias, y arrestaron al sospechoso, que no ofreció resistencia. La mujer, por su parte, contó que había sido secuestrada cuando iba al colegio a buscar a los niños y que se la llevó a la fuerza en coche hasta su piso de la capital balear, donde la tuvo retenida en contra de su voluntad.

El hombre, cuya identidad no ha trascendido, fue acusado de los delitos de coacciones y detención ilegal, así como de saltarse la orden de alejamiento, y fue interrogado por los policías en la Jefatura. Negó todos los cargos y aseguró que ambos vivían juntos y que, de ninguna manera, la secuestró.

Ayer fue puesto a disposición judicial en Vía Alemania y tras prestar declaración, el juez ordenó su ingreso en la prisión de la carretera de Sóller.

Analizan los whatsApps que se cruzaron los dos

La Policía Nacional y el juzgado están analizando los mensajes de WhatsApp que se cruzaron el detenido y la víctima, para intentar confirmar algunos extremos aportados por él. Según el ciudadano polaco, ella vivía en la casa con él y por tanto no fue una detención ilegal o un secuestro. Ella lo niega.