De momento son ocho los jóvenes detenidos por la paliza que causó la muerte de Carlo. | Redacción Sucesos

8

Apenas unas horas después de que el padre de Carlo Heuvelman, el turista holandés de 27 años asesinado a golpes en la Platja de Palma el pasado mes de julio, hiciese un llamamiento en televisión para que los testigos de la agresión diesen un paso al frente, uno de los considerados «clave» por los investigadores acudió a la policía.

Por el momento son ocho los jóvenes arrestados por su participación de una u otra forma en la agresión mortal. La policía sigue intentando reconstruir lo que ocurrió la fatídica noche del 14 de julio.

Noticias relacionadas

Durante la emisión del programa, en horario de máxima audiencia en Países Bajos, además del padre de Carlo intervino una agente de la policía holandesa. La funcionaria explicó que con los vídeos que tenían en su poder habían conseguido descubrir a cuatro personas cuyo testimonio podría ser clave para encajar el rompecabezas de la agresión mortal. Uno de ellos se dirigió a la policía horas después de ver en televisión el llamamiento del progenitor del fallecido y de la agente.

La policía sigue en la búsqueda de dos chicas que aparecen en las imágenes socorriendo al joven turista holandés poco después de recibir todo tipo de golpes. Serían, según los investigadores, las primeras personas en preocuparse por el estado de Carlo y por lo tanto tendrían información valiosa sobre lo sucedido.

Cabe recordar que es la Fiscalía de los Países Bajos quien investiga el homicidio toda vez que el juez instructor de Palma se inhibiera a finales del mes de julio en favor de la justicia del país natal de los implicados y de la víctima. Hasta el momento hay ocho detenidos por la agresión mortal, de los que seis se encuentran en prisión.