La mujer, de 85 años, fue identificada por la policía.

26

Las cajeras de un céntrico supermercado de Palma interceptaron este miércoles por la tarde a una anciana, de unos 85 años, robando botes de helado.

La mujer, fue sorprendida por las cámaras de seguridad mientras introducía dos tarros de Häagen-Dazs en el bolso. Una de las trabajadoras del centro se percató por el circuito cerrado de televisión de que la clienta estaba manipulando las tarrinas de helado. Cuando la sospechosa pasó por la línea de caja la trabajadora le interrogó por ello. La mujer, se puso muy nerviosa y comenzó a decir que lo había dejado en su sitio. Al pedirle que le enseñara el bolso, la anciana se puso a llorar e intentó abandonar el establecimiento sin éxito.

El personal del supermercado consiguió retener a la anciana y llamar a la policía. A su llegada, los agentes identificaron a la ladrona y la dejaron marchar. El valor del género que intentaba robar era de escasos 8 euros.