Agentes de la Policía Nacional detuvieron al joven.    | A. Sepúlveda

7

Un ‘hombre araña’ con suerte dispar. La Policía Nacional ha detenido a un argelino de 19 años que escalaba por fachadas de edificios de Palma para robar en las casas. En uno de Can Pastilla, con los dueños dentro, lo consiguió y en otro de la calle Manacor fracasó.

Los hechos se produjeron sobre las cinco de la madrugada del pasado domingo, cuando una patrulla observó en las inmediaciones de la calle Manacor a un joven mirando en el interior de los coches aparcados.

Acto seguido, presenciaron cómo subía por la fachada y pudieron interceptarlo en una puerta situada en la terraza. Un testigo vio toda la secuencia y contó que otra residente también había sido presenciado las maniobras de ‘Spiderman’, que se manejaba con sorprendente agilidad a la hora de trepar. El muchacho fue cacheado y entre sus ropas se encontraron diversas joyas y un teléfono móvil, que había sustraído horas antes en un domicilio de Can Pastilla.

Propietario

Los agentes consiguieron contactar con el propietario de esa vivienda y reconoció los efectos robados. El inmigrante había escalado por la fachada principal y se había descolgado hasta uno de los pisos, que registró de forma rápida, en busca de efectos de valor o de dinero. Lo curioso es que los dueños estaban durmiendo en uno de los cuartos, y el delincuente parece ser que lo sabía y no le importó.

Ahora, la Policía Nacional está buscando a los dueños de otras joyas que robó el delincuente escalador y que llevaba encima cuando fue atrapado.