Investigación. El Grupo de Homicidios ya ha identificado a ocho de los presuntos agresores. Sobre estas líneas, una actuación reciente de la Policía Nacional en la Platja de Palma, donde ocurrió la paliza mortal. A la derecha, imagen de la víctima mortal, Carlo Heuvelman.

32

El único detenido por la paliza mortal a un turista holandés en la Platja de Palma ha quedado en libertad. El joven, de 18 años, se desvinculó de la agresión grupal ante los investigadores del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional. La declaración se prolongó durante más de dos horas, el pasado viernes, en la Jefatura Superior de Policía. El arrestado, asistido por el abogado Pascual Esteban, relató que se encontraba con el grupo de implicados en la brutal agresión, pero insistió en que no participó.

Los agentes que se han hecho cargo de la investigación revisaron las imágenes de las dos cámaras de la zona y constataron que el joven no golpeó en ningún momento a la víctima, que tenía 27 años. Las imágenes de las cámaras no son muy nítidas, pero han servido a los policías para descartar al único detenido hasta el momento.

El joven se quedó un día más en Mallorca para devolver las llaves al propietario del chalet de lujo que había alquilado con sus amigos en s’Arenal. Sus compañeros abandonaron precipitadamente la Isla cuando supieron que la policía les seguía la pista.

La paliza mortal ocurrió sobre las 2.20 horas del pasado 14 de julio, a la altura del Balneario 1 de la Platja de Palma. Una pandilla de 13 jóvenes holandeses, de entre 18 y 20 años, protagonizó un violento incidente en una conocida discoteca de la Platja de Palma y fueron expulsados. A partir de ahí empezó la ultraviolencia, como la ejercida por los protagonistas de La naranja mecánica.

Noticias relacionadas

El grupo de jóvenes disfrutaban con la violencia arbitraria. Atacaron a varios grupos de personas y, en el Balneario 1, se cebaron sin motivo con cinco compatriotas que estaban hablando junto a la playa. A uno lo dejaron inconsciente a golpes, a tres los apalearon y al quinto le patearon la cabeza cuando ya estaba en el suelo. Fue el que salió peor parado. Una ambulancia lo trasladó con urgencia hasta el hospital de Son Espases de Palma, donde finalmente murió el pasado domingo a consecuencia de las graves lesiones cerebrales que sufrió.

Ocho de los agresores, que se encontraban de vacaciones en Mallorca, adelantaron su regreso a Holanda en cuanto supieron que eran buscados. Se marcharon de madrugada. La Policía Nacional detuvo al que se quedó en Llucmajor para devolver las llaves al propietario de la casa que había alquilado con sus amigos, los ‘drugos’, como se hacían llamar los violentos miembros de la pandilla de Alex DeLarge en La naranja mecánica.

Piden ayuda a los vecinos a través de Facebook

«Si alguien ha sido testigo de este abominable suceso y casualmente ha visto y grabado algo de esto con su móvil, rogamos lo ponga urgentemente a disposición de la Policía». Vecinos de s’Arenal pidieron colaboración a través de un grupo de Facebook para dar con los autores de la agresión mortal en la Platja de Palma.