El silenci del bisbe Xavier Novell és una imposició del Vaticà https://t.co/wrhQ067mT9 https://t.co/j8DokDbhbq | Twitter: @324cat

3

Tres semanas después del anuncio que ha hecho popular su nombre en todo el país, el exobispo de Solsona Xavier Novell ya pone en práctica su nueva vida. Un equipo de reporteros de la radiotelevisión pública catalana ha conseguido grabar imágenes suyas en esta nueva «etapa vital», y los medios catalanes agregan que el silencio que Novell mantiene desde el principio de la controversia viene dictado directamente por el Vaticano.

Fue este pasado lunes cuando los periodistas lo 'cazaron' muy pronto, a las siete de la mañana, cuando el exobispo, que ahora reside en Manresa (Barcelona) salía a la calle para realizar una serie de ejercicios físicos. A pesar de haberse apartado del sacerdocio, quien liderara la Diócesis de Solsona durante los últimos años sigue poniendo en práctica el infalible mens sana in corpore sano.

Noticias relacionadas

Sobre el silencio del exobispo existe una cierta polémica. Es cierto que Novell no ha abierto la boca desde que saltara en todos los medios de comunicación su decisión y las causas que se desprenden de la misma. No ha dicho nada del buen número de comentarios al respecto, muchos de los cuales poco edificantes para con su figura. A pesar de las preguntas él sigue adelante con la misma actitud.

Hay quien dice que el silencio de Xavier Novell es una especie de pago a una deuda contraída por él mismo con la jerarquía eclesiástica. El propio arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Joan Josep Omella, habría tratado el espinoso asunto de su renuncia de forma personal con el papa Francisco.

Eso se dice al menos en los círculos eclesiásticos, aunque Omella lo ha desmentido en una entrevista en la emisora de radio episcopal en la que ha afirmado que Novell es el único responsable de su propio silencio, añadiendo que se explicará «llegado el momento».