Nicole junto a Esther Roica, que colabora como voluntaria desde diciembre de 2020. | T. Ayuga

3

Un total de 51 animales  –13 gatos, 8 ovejas, 8 patos, 8 gallinas, 5 cerdos, 3 cobayas, 2 conejos, 2 burros y 2 perros– conforman el particular ‘arca de Noé’ de Nicole Eden, que hace tres años fundó SanctueryEden y que está a punto de tener que irse de la granja de Alaró. «Necesito urgentemente otro espacio porque tengo que abandonar la finca antes de enero, pero realizar todo el papeleo cuesta como unos seis meses», comenta mientras da el biberón a ‘Faith’, una oveja con apenas 10 días de vida.

Muchos de estos animales tienen deficiencias físicas o enfermedades crónicas, como hipoplasia cerebelosa, asma, falta de extremidades (o extremidades parcialmente amputadas), enfermedad renal, laminitis o cáncer. A todos ellos se les brinda el cuidado individual que necesitan para manejar sus condiciones y vivir una vida feliz y libre hasta que estén listos para dejar este mundo.

El amor de Nicole por los animales viene desde su más precoz infancia en su Londres natal. «Soy profesora y estuve a punto de irme a vivir a Australia, pero en ese momento mi relación sentimental acabó y decidí venir a Mallorca donde reside mi padre».

En un principio la falta de conocimientos los suplió por una entrega total. «Es más importante querer ayudar a los animales que saber mucho de animales. El primer cerdo que curé fue gracias a un vídeo de Youtube».

La relación entre los animales es buena, salvo a la hora de la comida. «Y tampoco puedo tener muchos perros», añade. Nicole es vegana, algo que considera muy consecuente con su forma de vida. «Mi filosofía dice que lo que producen los animales es para ellos y no necesito nada de eso para vivir». Se muestra bastante crítica con quienes parecen no ser conscientes del riesgo que conlleva, por ejemplo, el exceso de consumo de carne. Ella es profesora, pero poco a poco ha sacrificado su labor docente para estar más tiempo con los animales. «Suelo tener voluntarios, bueno, voluntarias, porque en tres años sólo he tenido un chico», matiza. Para poder buscar un lugar donde trasladarse con los animales, Nicole ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding. Las personas interesadas en ayudar económicamente a la conservación de este proyecto único en Mallorca lo pueden hacer a través de www.gofundme.com/f/land-for-eden-sanctuary, donde se puede aportar la cantidad en metálico que se desee.

Ta190721001-04.jpg

Nicole, dando el biberón a ‘Faith’, una oveja de apenas diez días de vida.