Durante la presentación, una de las naves ecológicas recorrió el estanque del Parc de la Mar. | Pere Bergas

18

La empresa  E-Boats Experience presentó este martes en el Parc de la Mar su nueva marca de embarcaciones, sostenibles y eléctricas, Nauta Morgau, en la que unen la construcción naval artesanal con la innovación en el sector náutico.

«Dedicarse solo a reparar o hacer mantenimientos no es algo que satisfaga a un carpintero de ribera. Buscamos una manera de solventar la problemática medioambiental y que diese respuesta a las exigencias del mercado. Apostamos por una construcción naval sostenible, con madera y motorización eléctrica, que permita mantener limpias las aguas de Balears», declaró el fundador de la empresa y mestre d’aixa, Marc Balaguer.

Las embarcaciones, de 4’96 metros de eslora, están construidas en madera, dejando de lado el plástico y la fibra de vidrio, materiales nocivos para el entorno.

No se han utilizado clavos, tablas ni estopa; la estanqueidad de las naves viene proporcionada por la madera laminada y encolada con resina epoxi, formando así un solo cuerpo. Impulsadas por la energía eléctrica, las naves cuentan con dos baterías de 6 kilovatios que otorgan una autonomía media de tres horas a una velocidad de siete u ocho nudos. Todo ello facilita su mantenimiento y manejo; no es necesario ningún título para dirigirlas.

Palma, Discreto, llaud Elèctric
Las embarcaciones están construidas en madera y las mueven dos baterías de 6 kilovatios que otorgan una autonomía media de tres horas a siete u ocho nudos.

Las naves están diseñadas para el uso recreativo y el mercado    del chárter es donde pretenden generar un mayor impacto: «Nos gustaría que estas empresas, cuyas embarcaciones tienen mayor impacto en el medio, usen este tipo de naves y si pueden ser las nuestras, pues perfecto», aseguró Balaguer.

De cara al futuro, Nauta Morgau contempla fabricar modelos de uso profesional, por ejemplo, para la vigilancia de puertos o de parques naturales, «que sería lo más lógico, en lugar de vigilar un enclave protegido con un motor fuera borda de 50 caballos».

A la presentación de las embarcaciones asistieron el presidente de la Autoritat Portuària de Balears, Francesc Antich; el director general d’Energia i Canvi Climàtic, Pep Malagrava; el director general de Política Industrial, Antoni Morro; y el concejal de Medi Ambient i Benestar Animal del Ajuntament de Palma, Ramon Vicenç Perpinyà. «Es fácil de manejar, es silenciosa, no contamina y potencia la industria isleña. Debemos aprovechar el turismo para potenciar nuestra industria, que fue muy potente y puede volver a serlo», declaró Ramon Perpinyà.

Fabricación artesanal en Portocolom

El diseño y la fabricación de las embarcaciones se ha ejecutado en los astilleros de Nauta Morgau en Portocolom. Todo el proceso ha llevado más de tres años de ensayo y error, aunque la fabricación de las dos barcas presentadas ayer se ha realizado en tres meses. Ahora el objetivo es buscar unas instalaciones mayores para incrementar la producción a 30 o 40 naves anuales.