El nuevo modelo se sitúa por dimensiones entre el Q3 y el Q5, aunque por habitabilidad esté en las cifras de este último. | Audi

0

Acercar el vehículo eléctrico en el segmento Premium al público. Este es el objetivo de Audi con el lanzamiento del Q4 e-tron. Un vehículo muy elegante, con una gran presencia, que acaba de llegar al mercado español con tres motorizaciones diferentes de hasta 299 cv, una autonomía máxima de 519 km y cuatro niveles de equipamiento para elegir. Y todo ello con un precio de entrada por debajo de los 45.000 €.

Aunque la firma germana ya disponía del e-tron como máximo exponente de vehículo deportivo eléctrico, sus características y precio lo convierten en una opción al alcance de muy pocos. Sin embargo, con la llegada del Q4 e-tron –que también tendrá una variante Sportback–, la marca de los cuatro aros ofrecerá un modelo mucho más asequible pero con un confort de conducción y prestaciones al más alto nivel.

La gama estará disponible con tres variantes mecánicas y potencias que van desde los 170 a los 299 cv.

Con una longitud de 4,59 mts, el Q4 e-tron se sitúa por medidas entre un Q3 y un Q5. Sin embargo, la habitabilidad interior es prácticamente idéntica a la del segundo gracias a la ausencia de túnel central, disfrutando los ocupantes de una habitabilidad excepcional.
No falta un gran número de huecos portaobjetos que totalizan unos 25 litros de capacidad, pudiendo incluso almacenar botellas de un litro.

El interior resulta ciertamente muy atractivo, comercializándose cuatro niveles de equipamiento.

También es totalmente nuevo el volante, con sus superficies táctiles que sirven al conductor para controlar la instrumentación digital. El sistema de infotainment y la navegación se manejan principalmente desde la pantalla táctil central del MMI, que a finales de año estará disponible en una versión con un tamaño de 29,5 cm (11,6 pulgadas). En opción, Audi ofrece otra innovación; el head-up display con realidad aumentada.

INTERIOR

El interior es espacioso y tiene un diseño minimalista, con la consola orientada al conductor. Está divida en áreas separadas e integra dos pantallas que, además de funcionales, se presentan como elementos de diseño.

Según la batería incorporada, motor y equipamiento, su autonomía eléctrica se mueve entre los 310 y los 515 km.

El maletero también ofrece más espacio del habitual entre los SUV compactos, con cifras propias del segmento superior ya que oscila entre 520 y 1.490 litros con los asientos traseros abatidos.

EQUIPAMIENTO

La firma germana ofrecerá este modelo con cuatro niveles de equipamiento. El básico ya adopta un nivel de dotación muy elevado que se va incrementando en los acabados Advanced, S-Line y Black Line con la incorporación de los avances técnicos más destacados del momento.

MOTORES

En cuanto a la oferta de motorizaciones, la gama arranca con el Q4 35 e-tron que monta una batería de 52 kWh y que desarrolla 170 cv. Le sigue el Q4 40 e-tron que incorpora una batería de 77 kWh y que amplía su rendimiento hasta los 204 cv. En ambos casos, la tracción se transmite a las ruedas traseras.

Como tope de gama encontramos el Q4 50 e-tron que adopta la misma batería que anterior, pero que gracias a la incorporación de otro motor eléctrico en el tren delantero, disfruta de tracción total a las cuatro ruedas y es capaz de desarrollar 299 cv. Por ello no debe extrañarnos que sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 6,2 segundos. Sin embargo, como es habitual en los eléctricos, la velocidad máxima está limitada a 180 km para maximizar la autonomía.

Precisamente, destacar que la versión Q4 40 e-tron puede alcanzar una autonomía máxima de 519 km que sin duda no está nada mal y en 10 minutos enchufado podría almacenar energía para recorrer hasta 110 km. Además se pueden cargar con diferentes potencias La batería compacta admite hasta 7,4 kW con corriente alterna y hasta 100 kW cuando se usa la carga HPC (carga de alta potencia) con corriente continua.

De serie, la batería más grande permite hasta 11 kW con CA y hasta 125 kW con HPC.