Un faldón delantero específico, un llamativo spoller y llantas 22'' caracterizan esta espectacular variante.

El Cayenne Turbo GT subraya su excepcional figura atlética con algunos detalles sobresalientes de su diseño. Entre ellos está un faldón delantero específico, con un llamativo labio en el spoiler, y tomas de refrigeración laterales más grandes, que proporcionan un aspecto único. Un techo con el contorno de carbono y extensiones negras en los pasos de rueda, junto con las llantas GT Design de 22 pulgadas dominan la vista de perfil. Las placas laterales de carbono instaladas longitudinalmente en el spoiler de techo son específicas del GT, igual que el labio del spoiler trasero extensible. La vista trasera se completa con un llamativo panel en el difusor, hecho de carbono.

EQUIPAMIENTO DE SERIE

El carácter deportivo del Cayenne Turbo GT se realza con un equipamiento de serie de gran calidad. Los asientos delanteros deportivos de ocho reglajes y un sistema de asientos traseros deportivos con solo dos butacas también forman parte del equipamiento estándar. Con el Turbo GT se estrena la nueva generación del sistema Porsche Communication Management (PCM), que tiene un rendimiento mejorado, una interfaz de usuario diferente y una lógica de funcionamiento más intuitiva.

Como antes, el PCM 6.0 es compatible con Apple CarPlay, pero ahora permite también la integración de Apple Music y Apple Podcasts. Además, el sistema de información y entretenimiento incluye por primera vez Android Auto, lo que significa que la gran mayoría de los teléfonos móviles se pueden asociar.

Porsche

MOTOR

El Cayenne Turbo GT se ha puesto a punto para sacar el máximo rendimiento y obtener el mejor comportamiento. Combina unas cualidades dinámicas sobresalientes con una gran versatilidad para el uso diario. Su motor V8 biturbo de cuatro litros eroga una potencia de 640 CV, un par máximo de 850 Nm, una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y la velocidad máxima es ahora de 300 km/h. El grupo propulsor y el chasis también cuentan con una puesta a punto específica. La caja de cambios Tiptronic S de ocho velocidades es más rápida en el paso de una marcha a otra y el sistema Porsche Traction Management también ha sido modificado. El resultado es un concepto global único, con gran capacidad para rodar en circuito.

El nuevo vehículo también dispone de ajustes específicos para garantizar la perfecta interacción entre ellos. Como ejemplo, la rigidez de las tres cámaras de aire de la suspensión neumática se ha aumentado hasta un 15 por ciento, igual que se han adaptado las características de los amortiguadores del sistema Porsche Active Suspension Management (PASM), de la dirección asistida Plus y del eje trasero direccional. El sistema activo de estabilización del balanceo Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC) ahora funciona con un software de control orientado a las prestaciones. El resultado es un agarre y una estabilidad aún mejores, además de una mayor precisión en curvas de alta velocidad. El nuevo modelo lleva de serie el sistema de frenos Porsche Ceramic Composite Brake y sistema de escape deportivo de titanio.