Ha sido un verano peor que los previos a la pandemia, pero también mucho mejor de lo previsto. | Emilio Queirolo

18

La temporada con mayor número de vaivenes para Calvià promete seguir ofreciendo luces y sombras hasta el último aliento. Y de hecho, puede que ese final resulte muy dispar entre los diversos destinos turísticos. Con Peguera tratando de alcanzar este año el mes de diciembre, Magaluf podría convertirse en las próximas semanas en una ‘ciudad fantasma’. Eso es al menos lo que temen en el Ajuntament, después de que varios hoteleros hayan notificado que cerrarán sus puertas en apenas dos semanas, el próximo 30 de septiembre.

Las cadenas que cuentan con varios establecimientos en la zona irán reagrupando a los turistas en unos pocos hoteles mientras proceden al cierre casi inmediato de otros. Pero, además, algunos establecimientos de carácter familiar se plantean también echar el cerrojo antes que mantener ocupaciones que, aun siendo rentables, no aportan grandes beneficios.   

En este contexto, desde la asociación hotelera de Palmanova y Magaluf han decidido renunciar a la subvención correspondiente al programa del Invierno Europeo, invitando al Ayuntamiento a que destine esa cantidad (son 180.000 euros a repartir entre las diversas asociaciones hoteleras del municipio) a otros menesteres.   

Noticias relacionadas

Mientras, desde el Consistorio insisten en su voluntad de estirar «al máximo» la presente temporada, no solo mediante las actividades del Invierno Europeo, sino también a través del festival de literatura que tendrá lugar en Magaluf del 1 al 3 de octubre, o mediante un torneo de golf que se disputará en Santa Ponça del 21 al 24 del mismo mes y que reportará al municipio, aseguran desde el Consistorio, hasta 4.000 pernoctaciones.

Con su propio calendario siempre más desestacionalizado, Peguera mira más lejos que nadie en el calendario. La disputa de la Challenge Mallorca no supondrá esta vez, previsiblemente, el final de la temporada, y de hecho se está trabajando en una campaña conjunta con el Consell de Mallorca y orientada de manera específica a la promoción de esta zona durante el último trimestre del año.

El alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez Badal, reclamó días atrás a los hoteleros que no se planteen como gran objetivo la plena ocupación. «Muchos hoteles –subrayan fuentes consistoriales– tienen mejores cualificaciones en buscadores cuando están al 70 %, y con esa ocupación ya se disfruta de generosos beneficios». Por ello, reclaman mantener abierta la planta hotelera en aras al empleo y la recuperación económica del municipio.