Primer tramo de la limitación de velocidad en la Ma-10. | Efe

13

Desde que se rebajó la velocidad máxima en la carretera de la Serra Ma-10 a principios de 2021, Tráfico ha puesto más de 700 multas a coches y 50 a motos por exceder la velocidad máxima de 60 km/h en el tramo comprendido entre el km 0 y el km 6.

El alcalde Tomeu Cifre hará llegar mañana a Carreteres del Consell una petición de que este primer tramo tenga un tratamiento diferente al resto y se pueda circular a mayor velocidad. Entiende que tiene un uso «más urbano» porque hay muchos vecinos del pueblo que acceden a sus casas a través de esta vía.

Cabe recordar que el límite de velocidad responde a un acuerdo adoptado a finales de 2020 entre la Delegación del Gobierno, la Dirección Provincial de Tráfico y el Consell de Mallorca con el objetivo de «reforzar la seguridad centrándose en el colectivo de motoristas para evitar comportamientos de riesgo por parte de determinados usuarios y mejorar la convivencia entre los usuarios de la carretera y los vecinos de la Serra».

Balance

El balance de datos que ha facilitado la Jefatura Provincial de Tráfico revela no obstante que 93 de cada 100 multas han ido a parar a conductores de coches y no de motos en este tramo de Pollença.

Un acuerdo con el foco puesto en los motoristas

La delegada del Gobierno, Aina Calvo, informó a finales de mayo de que con el refuerzo de los controles en las carreteras de la Serra se habían puesto 400 multas a motoristas en los primeros cinco meses del año. La única excepción al límite e 60 km/h en la Ma-10 se aplica ahora en el Mirador de Ses Barques donde la velocidad está aún más restringida, a 50 km/h.