La presidenta Cladera junto a la consellera Ribot y el director general Pep Manchado, ayer, en su visita al refugio.

4

El Consell de Mallorca busca huéspedes que quieran disfrutar del refugio del Pont Romà de Pollença al final de la ruta de la Pedra en Sec.

Junto con el de Can Boi (Deià) es el único de la red de refugios del Consell que se encuentra dentro de un núcleo urbano lo que, lejos de ser una ventaja, parece que está pasando factura. Y es que la falta de usuarios ha llevado a limitar las reservas este 2021 solo a los fines de semana (de viernes a domingo).

Pont Romà recibió sus primeros visitantes en mayo (14), ha recibido otros 23 en lo que va de mes y tiene otras 8 reservas para junio. Estos datos lo sitúan a la cola de la red de refugios de Mallorca por detrás de Can Boi (con 23 huéspedes en mayo); Muleta (con 64); Son Amer (con 150) y Tossals Verds (con 277).

La presidenta del Consell, Catalina Cladera, visitó ayer el refugio del Pont Romà junto a la consellera de Medi Ambient, Aurora Ribot, y al alcalde de Pollença, Tomeu Cifre, para animar a los mallorquines a disfrutar de las instalaciones.

«Es un punto de partida excelente para pasear por el núcleo antiguo de Pollença con numerosos lugares de interés como el puente que da nombre al refugio y que servía a los pollencins para ir hacia la Hora de Cubelles», dijo Ribot.

Cladera recordó que los precios son «asequibles» por lo que son «una buena oportunidad para todas las familias».

El refugio del Pont Romà tiene 38 plazas. El precio base es de 14 euros la noche para las adultos y de 9 euros para los menores de 16 años.