El restaurante ya sirve en interior, pero no ha podido montar su tradicional terraza. | Elena Ballestero

17

La playa de Formentor pierde dos de sus clásicas terrazas: la del restaurante y la de la pizzería. Costas ha denegado la autorización de ocupación del dominio público de ambas instalaciones, siguiendo el criterio de la Conselleria de Medi Ambient que informó en contra como ya ocurrió recientemente con las terrazas de los chiringuitos de Capellans en Muro.

Sí que dará previsiblemente servicio la terraza del bar del espigón, cuya solicitud de ocupación no tramita el Consistorio. La regidora de Medi Ambient y Turisme de Pollença, Maria Buades, critica el «cambio de criterio» que aplica Costas que venía autorizando las terrazas desde hace décadas. Anuncia además que han presentado una solicitud complementaria de autorización de ocupación con la que intentan recuperar ambos espacios aprovechando que tramitan las autorizaciones para algunos negocios que hasta ahora estaban cerrados.

Las tres tradicionales terrazas de los bares y el restaurante de Formentor eran gestionadas por el propio hotel. Este verano, tras la compra del establecimiento hotelero por parte del fondo inversor Emin Capital, los negocios pasan a depender también de este grupo que ha rechazado pronunciarse sobre el asunto.

Las instalaciones que Costas ha rechazado son una tarima de 260 metros cuadrados con 26 mesas y 104 sillas y una terraza de obra de 130 metros cuadrados con 15 mesas y 60 sillas.