Las terrazas de Palma ocupan calzadas antes del verano del año pasado. | Redacción Local

42

Los bares y restaurantes de Palma deberán retirar las terrazas de las calzadas antes del 1 de octubre, sin posibilidad de prórroga de esta media extraordinaria por parte del Ajuntament, según confirmó este lunes el concejal de Participació Ciutadana i Govern Interior, Alberto Jarabo.

El edil admitió que «las terrazas  han estado ya mucho tiempo ocupando estos espacios, porque era necesario, pero ahora con el inicio del nuevo curso escolar mucha gente nos reclama más aparcamientos, porque hay más movimiento de vehículos».

El responsable municipal explicó, además, que «nos están llegando muchas quejas de los propios trabajadores de los negocios de restauración porque a la hora de volver a sus casas, a las 23.30 o las 00.00 horas, no encuentran aparcamiento porque casi todo el mundo está ya en su casa y las terrazas restan muchos sitios de estacionamiento; es decir que con esta medida se ha generado un problema para estos trabajadores».

También, añadió Jarabo, «las asociaciones de vecinos nos están reclamando que se recuperen ya estas plazas de aparcamiento; durante meses se ha tenido paciencia y se ha entendido su necesidad, pero ya piden una vuelta a la normalidad». Así, dijo el regidor, «ante esta suma de factores, consideramos que    lo prudente, lo razonable y lo que facilita la convivencia ahora mismo es recuperar estos espacios para el estacionamiento de los coches».

Desde el Consistorio también se espera que el Govern balear amplíe el aforo del interior de los locales de restauración al 75 por ciento, pues de momento se mantiene en el 50 por ciento. Esta misma es la petición que se ha realizado en los últimos días por parte de las patronales de restauración.

Por último, Jarabo confirmó que los inspectores del Ajuntament de Palma están informando durante todo este mes a los bares y restaurantes de que el plazo para retirar las terrazas acaba el 30 de septiembre. No habrá, por tanto, días de gracia, por lo que las terrazas que permanezcan en la calzada a partir de octubre serán sancionadas.

El Ajuntament ha dado desde el año pasado más de un millar de permisos para la ocupación de la calzada por parte de las terrazas.