Gráfica de la estimación de voto.

39

El barómetro de septiembre con el que DYM abre el curso político para Ultima Hora y otros medios regionales muestra un claro cambio de tendencia. El descenso de la incidencia de la pandemia y de la tensión política, además de la evolución de la vacunación ha dado una tregua al Gobierno, recuperando el pulso los dos partidos de coalición. Este nuevo escenario electoral arrojaría un empate técnico entre PSOE y PP.

Tras el paréntesis de agosto, los socialistas obtendrían un respaldo del 26 por ciento en estimación de voto este mes al ganar dos puntos respecto a la medición de julio (24 %), de manera que se quedaría a tan solo una décima de igualar al PP (26,1 %). Los ‘populares’ continuarían siendo la fuerza política más votada a pesar de perder 1,9 puntos del barómetro de julio (28 %).

Además, el PP vería como se les acerca Vox, el tercer partido con más apoyo, al tener un 15,6 por ciento, aunque bajaría más de un punto en la tabla, mientras que Podemos recuperaría posiciones, al sumar 2,3 puntos y llegar al 12,8 por ciento en estimación de voto, gracias a su protagonismo en determinadas medidas impulsadas por el Gobierno para frenar el precio alcista de la electricidad. Cs, una vez más, perdería terreno (-0,1 %) y se queda en un 4 por ciento.

Por lo tanto, si hoy se celebrasen elecciones generales, la suma de fuerzas de PP, Vox y Ciudadanos ya no alcanzaría la mayoría absoluta en el Congreso como sucedía en barómetros anteriores. En la horquilla más alta de escaños, el PP tendría 114, Vox 54 y Ciudadanos solo 3, cuando en las pasadas elecciones cosecharon 89, 52 y 10, respectivamente. Según el barómetro de DYM, el bloque centro-derecha obtendría ahora 171 asientos y le faltarían cinco para llegar a la mayoría absoluta.

Por otro lado, la suma del mejor resultado de PSOE y Podemos quedaría lejos de los 176 necesarios para ganar la llave de Moncloa, al contar con 110 y 33 diputados, respectivamente; 143 en total. Así, ninguno de los dos bloques tendría suficientes escaños para gobernar con sus socios naturales.

Aunque Vox (85,6 %) y PP (79,3%) sean los partidos con mayor tasa de fidelidad (porcentaje de personas que volverían a votar al mismo partido en unos comicios), este mes han diluido su ventaja, ascenso que ganan Podemos al pasar de un 66 por ciento a un 74 por ciento y PSOE de un 66 por ciento a un 73 por ciento.

Líderes políticos

Como es habitual, el instituto demoscópico pregunta a los encuestados por su evaluación sobre los líderes políticos, y si bien ninguno logra el aprobado, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sigue líder en la tabla. Díaz es la más valorada y obtiene 4 puntos de nota al sumar seis décimas más este mes.

De cerca se encuentra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que escala siete décimas y consigue 3,9 puntos. A continuación se encuentran Íñigo Errejón, líder de Más País, con 3,7 puntos; Inés Arrimadas, de Ciudadanos, con 3,6 puntos y el ‘popular’ Pablo Casado, con 3,5 puntos.

En el otro lado de la lista se encuentra el líder de Vox, Santiago Abascal, al ser el político peor valorado, con 3,1 puntos, aunque es el que mejor resultado obtiene entre sus votantes (7,7). Además,    Abascal es el líder que presenta una mayor percepción de fortaleza (61,7 %) seguido de Pedro Sánchez (53,6 %). Por el contrario, Casado (-54,2%) y Arrimadas (-54,9 %) son los que muestran una mayor debilidad dentro de sus partidos, incluso entre sus votantes actuales y potenciales.

El barómetro también muestra el nivel de aceptación de las actuaciones del Gobierno en estas últimas semanas. Tras el periodo vacacional, la valoración de los encuestados crece de manera significativa.

La media de septiembre (4,1) es el mejor dato de la serie histórica, frente a la peor nota del mes de julio (3,4), que coincide también con la de noviembre de 2020. Esto se traduce a que un 48,3 por ciento de españoles cree que las últimas medidas acordadas por el Ejecutivo de coalición son acertadas, frente al 49,8 por ciento que opina lo contrario. Los votantes del PSOE (6,4) y de Podemos (6,3) son los que mejor valoran la actuación del Gobierno, mientras que los de Vox son los más críticos (1) con la gestión del Ejecutivo.

Entre las decisiones más apoyadas son las relacionadas con la campaña de vacunación (63,9 %) y la subida del salario mínimo    (47,3 %). Por el contrario la gestión de la pandemia ( 42,9 %) y la apertura de la mesa de diálogo con Catalunya son las actuaciones más rechazadas (47,1%).

Las acciones son claramente apoyadas por los votantes de los partidos que componen el Gobierno, especialmente por parte de UP. Los votantes del PSOE dentro de un apoyo generalizado, se muestran más críticos con la mesa de diálogo (38,8 %).

Punto de vista

A favor de vacunar a los menores de 12 años y de utilizar el pasaporte COVID

La negativa por el momento a vacunar por debajo de los 12 años ha comenzado a pasar factura a los más pequeños, que ya son el 15 por ciento de los infectados en España, según datos del Ministerio de Sanidad. Los encuestados, en cambio, son tajantes con esta cuestión y reafirman la necesidad de seguir el ritmo de vacunación sin importar la edad. Cerca del 71 por ciento está a favor de inocular a estos menores para frenar el avance del virus, mientras que el 13 por ciento son más reacios. En cuanto a la implantación del pasaporte COVID con el objetivo de acceder a algunos lugares públicos solo los ciudadanos vacunados, más allá de facilitar la movilidad entre países, se observa una mayor polarización. Aunque la aceptación es similar, un 68,8 por ciento, el rechazo se eleva hasta el 22,1 por ciento. Los votantes de Vox son los menos partidarios de ambas medidas.