Las restricciones se han relajado con la mejora de la situación epidemiológica. | M. À. Cañellas

8

Baleares roza el riesgo bajo de contagios de COVID-19, ya que la incidencia acumulada a 14 días es de 51,7 casos positivos por cada 100.000 habitantes; por debajo de 50 el nivel de riesgo es bajo.

La previsión es que el virus siga retrocediendo, ya que la incidencia acumulada a 7 días es de 23, es decir, menos de la mitad de la de 14. La tasa de positividad es del 1,94 %, muy por debajo del 5 % que recomiendan las autoridades sanitarias para tener la pandemia bajo control.

Este miércoles, la Conselleria de Salut ha notificado 33 nuevos casos positivos de COVID-19 y el total acumulado desde el inicio de la pandemia asciende a 99.885. No se han notificado nuevos fallecidos; el coronavirus se ha cobrado la vida de 966 personas en las Islas.

La presión asistencial sigue a la baja. En la UCI hay 19 enfermos críticos con COVID-19; el porcentaje de ocupación es del 5,5 % y el nivel de riesgo es bajo. En planta hay 72 pacientes, mientras que 930 reciben Atención Primaria.

En materia de vacunación, Salut ya ha aplicado 1.596.719 vacunas contra el coronavirus. El 81,04 % de la población diana de las Islas ya cuenta con la pauta completa de vacunación, mientras que el 82,47 % tiene al menos una dosis.

El especialista en Salud Pública y Medicina Preventiva, Joan Carles March, explica que «va mejorando la situación en Baleares y lo más importante es que no haya nuevos fallecidos declarados (lo mejor sin duda alguna)».

A su modo de ver, «todo ello nos encamina cada día a una mejor situación que esperemos que continúe en esa tendencia y que permita llegar a unas cifras menores de 10 casos positivos de COVID por 100.000 habitantes y que se mantenga al menos un mes teniendo en cuenta que en este tiempo no debería salir ninguna variante nueva».