Anuncio de un ‘típico albergue para espíritu joven’ en Palma. | Airbnb

31

La oferta de alojamientos de Airbnb en Palma propone vacaciones en los lugares más insospechados y alejados del 'típico' barrio turístico. Ni Casc Antic, ni Portitxol, ni Santa Catalina. Un turista despistado puede acabar en lugares tan dispares como Son Cladera, sa Indioteria, Son Gotleu, La Soledat o Pla de na Tesa. Algunos ofrecen como anzuelo estar a solo diez minutos de la playa.

«Sé de habitaciones o pisos vacacionales en barrios raros. Varios amigos taxistas me han hablado de dejar turistas en el Polígono de Levante y Son Gotleu y cuando llegan alucinan», cuenta Natalia Bueno, presidenta del colegio de API de Balears. Un taxista confirma este detalle: «He recogido a algún turista del aeropuerto y cuando le he llevado a la dirección del apartamento turístico y ha visto el entorno, me ha pedido que le lleve de inmediato a cualquier hotel».

Una de las ofertas más curiosas de Airbnb en Palma, digna de darse la vuelta en busca de un hotel convencional, se ofrece como «típico albergue juvenil, ideal para espíritus jóvenes». La foto de la habitación es reveladora: una cama de matrimonio antigua, junto a dos literas dobles apiñadas junto a un armario, que no se puede abrir por falta de espacio, y una mesa camilla. «Disfrute de unas vacaciones económicas en mi piso, es muy antiguo, bien preparado, para recibir varias personas». Por 63 euros la noche, seis personas pueden dormir juntas en Palma.

En el Pla de na Tesa se oferta una habitación por 200 euros. Fotos:AIRBNB

Un cliente insatisfecho deja un comentario revelador: «Cuando llegamos la propiedad estaba fumada con marihuana y el anfitrión se presentó en calzoncillos. Nos dijeron que una persona a la que le habían robado la identificación ahora viviría por unos días en la sala de estar». También se queja de «un colchón sucio en el suelo en la segunda habitación» y la falta de enseres para disfrutar «de una casa de vacaciones». El usuario se planteó denunciarlo a la policía.

Dormir en Son Cladera es posible por 33 euros la noche.

Autocaravana

En los alrededores de Camp Redó se alquila una habitación por 150 euros la noche y en la barriada de Son Cotoner, y a 25 euros, una diminuta estancia con un armario se ofrece como descanso para los viajeros. Otra opción es pasar las vacaciones en una autocaravana instalada en una finca rústica de Palma.