Los consellers Rosario Sánchez y Iago Negueruela. | T. Ayuga

34

El Govern balear quiere que la desventaja que supone el imparable aumento de la población en las Islas tengan compensaciones económicas y para ello ya trabaja con otras comunidades autónomas para que la superpoblación se tenga en cuenta en el nuevo sistema de financiación que deben empezar a negociar Gobierno y comunidades autónomas.

Las estadísticas del INE prevén que Baleares será la comunidad donde más aumente la población en los próximos diez años, mientras que hasta nueve comunidades autónomas perderán residentes. Parte de estas comunidades, entre las que se encuentran Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura (PSOE), además de Galicia y Castilla y León (PP)han establecido un    principio de alianza para que en el nuevo modelo que debe negociarse primen otros factores que no sean el de la población, algo que perjudicaría de manera notable a Balears.

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, explicó que Balears ya trabaja con otras comunidades autónomas para que en el modelo se tengan en cuentan las necesidades de las comunidades superpobladas, como Balears. El conseller recordó que la presidenta del Govern ya realizó esta petición en la última Conferencia de Presidentes y añadió que una consecuencia de esta petición fue la cumbre que mantuvieron en Palma los gobiernos de Balears y de la Comunitat Valenciana.

Noticias relacionadas

El portavoz del Ejecutivo señaló que cada uno «tiene sus problemáticas» y no aclaró si esta reclamación para sumar a las comunidades que crecen frente a las que pierden población se extenderá a Madrid y Murcia, gobernadas por el PP.    «Las Islas ya han hecho la apuesta de incluir la superpoblación como un factor importante», contestó.

«Balears ya ha hecho alianzas», dijo en referencia a Valencia. «El debate de la superpoblación lo han puesto las Islas de una forma clara», señaló.

Factor de insularidad

El conseller añadió que el Govern trabaja, además, para que los Presupuestos del Estado del año que viene recojan el factor de insularidad. Esta es la herramienta que debe incluir el Gobierno de Pedro Sánchez para garantizar que el Estado invierte en las Islas al menos lo mismo que la media estatal.

Si los Presupuestos invierten en Balears por debajo de la media, el Gobierno debe compensar ese déficit con inversiones adicionales que deben negociarse en una comisión específica. El portavoz del Govern insistió en que la Conselleria d’Hisenda, que dirige Rosario Sánchez, ya trabaja para conseguir que se cumpla esta herramienta que figura en el REB.