La docencia presencial adaptada está regulada por el Pla d’Actuació y el Pla de Contingència de la UIB aprobados para el pasado curso.

1

La Universitat de les Illes Balears (UIB) mantiene para el primer semestre del próximo curso el mismo sistema de semipresencialidad adoptado para el pasado año académico.

Después de que el Consell de Govern de la UIB, con el anterior rector, Llorenç Huguet, aprobara el pasado marzo la prórroga de la docencia semipresencial (con el nombre oficial de docencia presencial adaptada), la Universitat, ahora ya con Jaume Carot como nuevo

rector, mantiene el sistema para el primer semestre del próximo curso.
En cualquier caso, la UIB sí establece «la posibilidad de flexibilizar las restricciones si las condiciones sanitarias lo permiten».

Desde que la Universitat decidiera el pasado marzo la prórroga del sistema semipresencial, la situación sanitaria de Balears motivada por la pandemia ha cambiado, y lo ha hecho sustancialmente. En los últimos días se han registrado récords y puntas diarias de contagios e incidencias acumuladas. Ello podría haber llevado a algún cambio en la planificación del próximo curso, pero también se ha tenido en cuenta el significativo avance de la vacunación, que últimamente incluye a la población más joven.

De este modo, se mantiene la organización semipresencial, al contrario de lo que ocurre con la enseñanza no universitaria, en la que se prevé un inicio de curso presencial o con la máxima presencialidad posible.

Planificación

La Universitat tomó la decisión el pasado mes de marzo por la necesidad de los diferentes centros universitarios de iniciar la planificación docente para el año académico 2021-22. La resolución se basó en la comprobación de que, durante el curso pasado, «la comunidad universitaria demostró que es capaz de adaptarse y garantizar el proceso de enseñanza-aprendizaje combinando la presencialidad con las herramientas y estrategias de la educación a distancia».

En cualquier caso, teniendo en cuenta al mismo tiempo la proliferación de contagios y el avance de la vacunación, la UIB optó, de manera preventiva y para facilitar la planificación docente, mantener las medidas encaminadas a evitar más transmisiones del coronavirus.
No obstante, el acuerdo del Consell de Govern de la UIB recoge que la directriz se podrá flexibilizar en función de la evolución de la pandemia y de las restricciones sanitarias que estén vigentes al iniciarse el año académico 2021-22.

La docencia presencial adaptada está regulada por el Pla d’Actuació y el Pla de Contingència de la UIB aprobados para el pasado curso.

Los alumnos que empezaron en 2019

Con el mantenimiento de la semipresencialidad para el primer semestre del próximo curso, los alumnos de la UIB que iniciaron sus grados en el año académico 2019-20 habrán pasado dos tercios de sus estudios universitarios con este sistema. Sólo entre septiembre de 2019 y marzo de 2020 conocieron la normalidad presencial de las clases.

Alumnos y sus familias comentan que la prolongación del sistema resulta especialmente cansada y que se ha roto buena parte de la tradicional socialización universitaria.