Antoni Sacarés, Marcelino Pradas, Ventura Blach, Llúcia Salleras, Ismael Alonso y Antoni Vives, este jueves en rueda de prensa. | M. À. Cañellas

5

Schola Libera, que agrupa a patronales, sindicatos y asociaciones de familias de la enseñanza concertada, denunció este jueves «la falta de consenso con la que la Conselleria ha iniciado el trámite parlamentario de la Llei d’Educació. Se nos ha informado parcialmente y no hemos recibido oficialmente el último borrador del anteproyecto antes de iniciar su tramitación en el Parlament».

Por todo ello, apuntó Llúcia Salleras, presidenta de Escola Catòlica (una de las entidades integradas en Schola Libera), «haremos un seguimiento exhaustivo de la tramitación parlamentaria, hablaremos con todos los partidos y presentaremos nuestros propuestas. Nosotros sí estamos abiertos al diálogo y al consenso. Y sin consenso, la Llei d’Educació tiene fecha de caducidad. No podrá perdurar».

Salleras y Ventura Blach, presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza Illes Balears (CECEIB), expresaron el malestar de Schola Libera «ante la política de la Conselleria de convocarnos simplemente para informarnos de decisiones ya tomadas y de hechos consumados, ignorando el peso de la enseñanza concertada en Balears, que representa el 40 % de los alumnos».

Más allá de la ley, los representantes de Schola Libera también criticaron otras actuaciones de la Conselleria, que dirige Martí March: «Los recursos para nuestros alumnos con necesidades especiales no son los mismos que en la enseñanza pública y se nos fijan desdoblamientos a partir de 29 alumnos como medida covid y en la pública se establecen 25 alumnos con carácter general».

Ismael Alonso, de USO, destacó que «desde febrero, la Conselleria ha convocado la Mesa de la Concertada una sola vez, en junio, y fue para decirnos que el profesorado de necesidades especiales será el mismo que el del curso pasado. Las mesas con la Conselleria son simplemente informativas, no de negociación».

Llúcia Salleras indicó que «tampoco sabemos la dotación ni el profesorado contratado específicamente como medida covid. La Conselleria no nos informa y tendremos que saberlo pidiéndolo a cada centro. En definitiva, faltan igualdad, transparencia y negociación».

«En el Consell Escolar apenas se dialogó y se pasó a votar»

Las críticas de Schola Libera también se refirieron al modo en que el anteproyecto de la Llei d’Educació fue tratado en el Consell Escolar de les Illes Balears: «Apenas hubo diálogo. Como había muchas enmiendas, se pasó inmediatamente a votarlas y todo ello por videoconferencia. No nos parece la mejor manera de tratar una ley tan importante».