La mayoría de los länder alemanes están iniciando las vacaciones escolares, de ahí la preocupación de los hoteleros de Mallorca por la pérdida del turismo familiar.  | M. À. Cañellas

16

Cara y cruz en el turismo balear. Las Islas están viviendo en estos días una situación agridulce en lo que al turismo británico y alemán se refiere. De este modo se vive el contraste de la gran demanda de los vuelos desde el Reino Unido frente al anuncio de Alemania de imponer una cuarentena que afecta gravemente al turismo familiar.

Las reservas de vuelos desde el Reino Unido a Mallorca se ha disparado en la última semana por el incremento de la demanda, de ahí que las aerolíneas han reforzado sus programaciones y ampliado las rutas desde los aeropuertos británicos a Son Sant Joan.

El aeropuerto de Palma registró este viernes un movimiento de  138 aviones, con origen y destino con el Reino Unido, según datos de AENA-Palma. Los 72 vuelos que llegaron trajeron un total de más de 14.000 pasajeros británicos.

El hecho de que en el Reino Unido hayan comenzado las vacaciones escolares, explica, según los touroperadores y aerolíneas este incremento del tráfico de aviones y pasajeros. Las aerolíneas Jet2, Ryanair, EasyJet y British Airways han visto como desde el pasado día 19 se ha incrementado de forma progresiva la ocupación de los vuelos. La previsión para las próximas semanas es muy positiva, más aún cuando el Gobierno británico no actualizará su semáforo sanitario hasta la primera semana de agosto.

Ofertas

Otra de las causas que explica este aumento del turismo británico a Mallorca son las ofertas y descuentos que están realizando los hoteleros de la Isla para captar la mayor cuota de mercado a los destinos competidores, principalmente Grecia.

Los descuentos llegan al 20 % y en algún establecimiento se supera este porcentaje. Asimismo,    otro efecto directo en el aumento de la ocupación de los vuelos con origen desde el Reino Unido es que las ventas de último momento, ‘last minute’, han crecido más de un 400 % en tres últimos días, según señalan desde los portales online y las agencias de viajes virtuales    OTAs.

«El incremento de las ventas de último momento supera las registradas en 2019, donde el turismo británico registró una evolución muy positiva y superior a la que tuvo el turismo alemán», indican las agencias de viajes.

El turismo británico aumenta su presencia porque están eximidos de hacer cuarentena a su regreso al país todos aquellos que tengan cubierta la doble pauta de vacunación, al igual que los niños de menos de 12 años.

Restricciones desde Alemania

La decisión del Gobierno de Alemania de declarar toda España, incluida Baleares, como país de alto riesgo por el avance de la COVID, conlleva que a partir de las 00.00 horas del próximo martes se exigirá una cuarentena de diez días a todos los que regresen de las Islas y no tengan cubierta la doble pauta de vacunación. La medida también afecta a los niños de más de seis años, por lo que    ‘se carga’ el turismo familiar alemán en Balears, según apuntaron ayer hoteleros de Mallorca y resto de Islas.

Noticias relacionadas

La vicepresidenta ejecutiva de  la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María José Aguiló, incidió en la cuestión de los niños: «Que se vean afectados no es una buena noticia, de ahí que hay que redoblar todos los esfuerzos porque nos jugamos la recuperación».

Los touroperadores TUI, FTI, Schauinsland Reisen, DER Touristik y Alltours mostraron ayer su preocupación por el impacto que las nuevas restricciones van a tener en el mercado vacacional, más aún cuando hay muchos länder alemanes en los que se han iniciado o están a punto de comenzar las vacaciones escolares. Entre ellos están    Baden-Wurtembert, Baja Sajonia, Baviera y Berlín.

Tanto FEHM como la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears calificaron la decisión de Alemania de situar a España como zona de alta incidencia como un «revés» para todo el sector turístico.

Aguiló destacó el esfuerzo «ingente» para abrir, reactivar la economía y mantener puestos de trabajo a pesar de la coyuntura por lo que ha hecho un llamamiento a «redoblar esfuerzos».  La vicepresidenta de la FEHM defendió que hay que pensar «en el corto plazo» para revertir la actual situación de incremento de contagios porque «está en juego la recuperación» y ha pedido a las administraciones una actuación más proactiva.

El presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras (ACH), Gabriel Llobera, por su parte, lamentó que tratándose del primer mercado emisor, especialmente para Mallorca, «la decisión de Alemania es una mala noticia».

Llobera reclamó más medidas de prevención y protección porque es en verano «cuando tenemos la oportunidad de recuperar lo perdido en los últimos meses».

Además, aseguró que el sector sigue dependiendo de los ERTE y las ayudas por lo que insistió en reclamar más recursos a las administraciones al tiempo que apeló «a la responsabilidad individual y colectiva».

Las patronales hoteleras afirman que es clave retomar cuanto antes una situación de normalidad y que hay que trabajar para Alemania levante las actuales restricciones.

Uno de los enclaves de Mallorca más afectados es la Platja de Palma. La presidenta de los hoteleros de esta zona, Isabel Vidal, mostró la preocupación de los empresarios «ya que repercute en el turismo familiar», por lo que pidió a las administraciones medidas para recuperar los niveles de contagios seguros.

Las reacciones en el resto de sectores turísticos de las Islas fueron ayer de absoluta preocupación. El presidente de la Asociación de Transporte Discrecional y de la Federación Empresarial Balear de Transporte (FEBT), Rafael Roig, fue el más contundente: «Hay que salvar la temporada como sea y urge acabar de una vez el plan de vacunación».

El elevado nivel de los contagios es analizado por los mercados emisores

Los principales mercados emisores europeos, caso del Reino Unido y Alemania, así como alternativos, entre ellos Francia, Italia, Suiza, Austria, Países Bajos y países nórdicos, tienen en el punto de mira a Balears por la evolución de los niveles de contagios en las dos últimas semanas. Algunos de ellos, caso de los Países Bajos, han cancelado todos los vuelos hasta mediados de agosto por la incidencia de contagios en las Islas.