Juan Pedro Yllanes. | P. Pellicer

19

El vicepresidente del Govern y conseller de Transició Energètica, Juan Pedro Yllanes, defendió ayer desde Eivissa las actuaciones que están llevando a cabo los gobiernos estatal y autonómico para tratar de abaratar la factura de la luz. En este sentido, Yllanes aplaudió la bajada del IVA que se aplicará en el recibo de la electricidad –que pasa del 21 al 10 por ciento–, si bien señaló que «es una primera medida, no la solución».

El vicepresidente, que atribuyó el aumento del precio al encarecimiento del gas y otras materias primas, recordó que el Gobierno ha dicho que planteará a la Unión Europea una fórmula para calcular el precio de la luz. «Espero que la reclamación tenga eco y podamos abaratarla, puesto que se trata de un bien que no puede ser considerado un bien de mercado sino de primera necesidad».

Según Yllanes, «es evidente que el acceso a energía económica ayuda a las familias a mantener una calidad de vida deseable».

Iniciativa autonómica

Por otro lado, el vicepresidente destacó la puesta en marcha, por parte del Govern y al amparo de la Llei de Canvi Climàtic i Transició Energètica, del Institut Balear de l’Energia, el cual «tiene la vocación de convertirse en el primer comercializador de energía público de Balears». Este instituto no solo comercializará la energía a un precio más económico, sino que esta procederá de fuentes renovables.

Yllanes se encontraba este miércoles de visita oficial en Ibiza. El vicepresidente aprovechó para hacer un llamamiento a presentar más proyectos de renovables, que se podrían financiar con fondos europeos, con el propósito de avanzar en el objetivo de llegar a 2030 con un 35 por ciento de energías renovables. También dijo que el fomento del autoconsumo y la instalación de placas fotovoltaicas en aparcamientos y entornos urbanos son una prioridad para el Govern.