Imagen de escuela de verano de Marineland Mallorca. | Pere Bergas

7

La llegada del turismo británico  a Mallorca ha reactivado toda la oferta de ocio de la Asociación Balear de Actividades Turísticas (Abactur). Durante julio están operativas las 30 empresas que la componen, salvo la de Katmandu, y han logrado sacar del ERTE a más de 26.000 trabajadores, según ha explicado Roberto Darias, presidente de Abactur.

«Lo tenemos prácticamente todo abierto y se ha logrado sacar del ERTE al 75 % de los 35.000 trabajadores que hay en nuestro sector. Todo esto se ha podido lograr con la recuperación del turismo británico, que es el que más reserva excursiones y nuestra oferta de ocio», indica Darias.

Con la recuperación de la actividad turística, esta patronal señala que «estamos ya al 50 % en comparación con 2019, lo cual supone un alivio para las empresas tras estar inoperativas desde marzo de 2020. Tanto es así, que hay algunas atracciones que no pensaban abrir este verano y al final lo han hecho, como es el caso de  Western Water Park».

Calidad del turismo

Uno de los aspectos que resalta Darias es la evolución de las reservas por parte de turistas británicos, alemanes, centroeuropeos, franceses y españoles «en lo que concierne a la contratación de excursiones exclusivas y para un máximo de ocho personas».

El presidente de Abactur pone como ejemplo, entre otros, la actividad en PalmaAquarium, Marineland, tren de Sóller y las Cuevas del Drach: «Se reservan plazas en el vagón de primera del tren de Sóller, así como en el anfiteatro pequeño de 12 personas en las Cuevas del Drach. El incremento de reservas supera todas las previsiones. Las excursiones privadas crecen semana a semana debido a que con la COVID-19 el turista busca exclusividad y no mira el precio».