María José Landaburu, estuvo en Palma.  | M. À. Cañellas

2

María José Landaburu (Madrid, 1967) es la vicepresidenta de la recién creada patronal estatal CONPYMES, de la que forman parte las asociaciones de Balears PIMEM, PIMEEF y PIME Menorca, junto con una treintena de organizaciones autonómicas y otras tanto sectoriales de ámbito estatal. Landaburu también es la secretaria general desde 2007 de UATAE, asociación que representa a los autónomos. Este miércoles estuvo en Palma para presentar la nueva patronal que representa a las pymes.

Usted es secretaria de UATAE, que sí es representativa, y ahora piden que CONPYMES también lo sea, ¿Por qué es tan importante estar en la Mesa de Diálogo Social estatal?   

—Es importante que siempre la voz de lo pequeño se oiga en los espacios de decisión, pero especialmente en este momento nos parece mucho más importante porque se abre un reto de futuro de definición de país, de elaboración de un espacio hacia adelante que sea feminista, ecologista, que esté digitalizado, que nos abra a la modernidad. Todo esto dependen fundamentalmente de que los pequeños, que somos los que configuramos el 90 % del tejido productivo no solo de Balears sino de toda España, estemos en estos espacios de decisión. He visto en estas mesas que esa voz de los pequeños no existe y a veces los intereses son muy contrapuestos. Lo hemos visto, por ejemplo, en la reforma laboral. No compartimos las expresiones de la CEOE.     

Han anunciado que solicitarán estar, ¿cree que lo conseguirán?

—Tenemos que entrar, somos representativos. Hay dos posibilidades: que se reconozca nuestra representatividad o bien a través de una reclamación ante los tribunales. Acudiremos a esta opción si es necesario, aunque esperemos que no lo sea.

La Mesa del Diálogo Social estatal abordará cuestiones como la prórroga de los ERTE y la subida del SMI, ¿Cuál es su postura?

—Los ERTE se deben prorrogar en la medida que esta situación permanezca. Hay muchas empresas que todavía no han podido abrir y la inmensa mayoría han perdido capacidad económica, lo que exige que todavía haya ayudas para mantener el empleo, que es fundamental. En cuanto al Salario Mínimo Interprofesional, nosotros pagamos por encima. No tenemos convenios propios y nos acogemos a lo que dice la ley, que es el SMI y el convenio sectorial, que siempre están por encima del de empresa. El SMI tiene que actualizarse y lo ha dicho Europa varias veces. Lo tenemos que hacer antes del 2023.   

¿Ha afectado más la pandemia a pymes y autónomos que a grandes empresas?

—Por supuesto. Una pequeña empresa que no tiene recursos financieros para resistir tampoco recibe las ayudas de los bancos. Con los créditos ICO, muchos bancos y de manera muy generalizada dieron los recursos que ponía el Estado en forma de avales a sus clientes preferentes y no a quien lo necesitaba. Esto supone, al final, que el más débil no pueda resistir esta situación. Ahora lo vamos a ver con los fondos europeos, por lo que he pedido ayuda a la presidenta del Govern, así como a otros dirigentes, para que cuando se repartan, nos ocupemos de que lleguen a los pequeños.     

¿Cree que si no se hacen políticas más enfocadas a proteger a las pymes y autónomos pueden acabar desapareciendo en un contexto de mundo globalizado?   

—Absolutamente, sobre todo en un modelo económico como el nuestro, que está basado en pequeños negocios que tienen muy difícil competir con grandes plataformas. Es necesario establecer estrategias y la implicación de Administración, pymes y autónomos, y consumidores.   

¿Cuál ha sido el principal problema del pequeño empresario durante esta pandemia?

—La falta de consumo. Nosotros somos básicamente productores de bienes y servicios y cuando se ha paralizado el consumo, también lo ha hecho nuestra actividad. El escudo social ha servido par mantener el empleo, y aunque 1,5 millones de autónomos han percibido la prestación por cese de actividad, estos recursos han tenido que ir a gastos fijos del negocio, como el alquiler.

¿Cuándo estima la recuperación?

—Al estar vinculados al consumo, el crecimiento es muy rápido. Dependemos de la evolución de la pandemia y de la adaptación social a una nueva forma de vivir.

Armengol con dirigentes de CONPYMES.

Presentación a la presidenta Armengol

La vicepresidenta de CONPYMES, María José Landaburu; el secretario general de la patronal, Juan José Gil; y el vicepresidente cuarto y presidente de PIMEB, Jordi Mora, se reunieron ayer con la presidenta del Govern, Francina Armengol, a quien presentaron la nueva patronal de pymes española creada hace unos meses. Uno de sus principios es el capitalismo inclusivo, entendido como el derecho de pymes y autónomos a participar en todos los mercados. Su objetivo es que su voz sea representativa.