Salut prepara una batería de medidas para evitar el estancamiento del ritmo de vacunación entre la población más joven de las Islas. | Redacción Ibiza

25

Medidas en positivo, sin criminalizar, con más facilidades a la hora de solicitar cita para vacunarse e implicando a las generaciones más jóvenes como «parte del equipo» para frenar la actual ola de la COVID-19. Esta es la receta de la Conselleria de Salut para evitar el estancamiento del número de vacunas inyectadas que se viene detectando en la última semana, en especial entre los baleares de entre 16 y 39 años.

Aún así, apuntan desde la Salut, el ritmo de vacunación es bueno: el 1 de julio se abrió la vacunación para la franja de edad de 29 a 16 años. Recordemos, Baleares fue la primera comunidad en empezar a inmunizar a esta franja. 24 horas después del anuncio, más de 41.000 personas habían solicitado cita.

Todo un éxito, sobre todo al coincidir con el final del 'culebrón del macrobrote de coronavirus en Mallorca y los jóvenes confinados en el hotel puente de Palma, que se saldó con su salida anticipada y la reciente imputación de la directora general de Salud Pública, Maria Antònia Font, acusada de detención ilegal. La población más joven se comprometía con la salud de la comunidad.

La vacunación joven, en cifras

Unos 20 días después ya se han administrado en las Islas 100.120 dosis a esta franja de edad. Hay 20.711 jóvenes entre 16 y 29 años con la pauta completa y 85.607 con una dosis administrada. Mientras que 275 han rechazado vacunarse.

Si ampliamos los datos a la franja de edad entre 30 y 39 años, estaríamos hablando de 145.268 vacunas más inyectadas: 56.732 personas con las dos dosis, 94.250 con una sola inyección y 639 rechazos a vacunarse. Pero el aluvión de citas ha descendido abruptamente estos días.

Hay que recordar que en la actualidad, y por primera vez, las personas de entre 20 y 49 años ingresados en los hospitales de las Islas superan a otras franjas de edad. Según el portavoz del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas de Baleares, Javier Arranz, «esto es un cambio cualitativo», al tiempo que ha señalado que «la mayoría de estos ingresos son padres de gente más joven».

La vacunación se estanca en Baleares
Una joven posa con su certificado de vacunación, en Ibiza.

Asimismo, Salut recuerda que se ha producido un aumento de casos que han requerido de ingreso en personas entre cero y 19 años, «los cuales se mantienen bajos pero empiezan a ser notables», ha señalado. Por eso es tan importante que la vacunación prosiga a buen ritmo, y no se estanque.

Citas libres

La semana pasada, por ejemplo, se quedaron libres un 15 por ciento de las citas disponibles en la isla de Mallorca; un 30 % en Formentera; hasta un 45 por ciento en Ibiza; y en Menorca, una de cal y otra de arena: en Ciudadela se coparon las citas y en Mahón no.

Noticias relacionadas

«Siempre es la misma tónica: aluvión de citas los primeros días y un bajón más acusado después», recuerdan desde Salut. «Aún así, los datos son muy positivos. Pero no podemos quedarnos contentos con las cifras. Cuantos más vacunados mejor, cuanto menos tiempo tardemos, también mejor. Nuestra meta es el máximo número de vacunados», advierten.

¿A qué se debe este freno de la vacunación? La conselleria lo achaca a la movilidad de los más jóvenes, el traslado a segundas residencias, los horarios de trabajo, vacaciones y la temporada de verano, que hace que mucha gente prefiera no vacunarse hasta que llegue septiembre y se vuelva a la rutina diaria.

Batería de medidas

Para evitar la ralentización del ritmo de vacunación, la conselleria se ha aliado con los diferentes consells insulares para promover la vacunación y se ha instado a que se vacunen los monitores de escuelas de verano y los clubes de esplai, para que ejerzan de «cortafuegos» con su alumnado y evitar brotes indeseados.

La vacunación se estanca en Baleares
Imagen de una cita de vacunación entre los más jóvenes.

La conselleria trabaja en mensajes dirigidos a los más jóvenes, con el objetivo de que se animen a pedir cita y eliminar el miedo de algunos a la vacuna. Para ello han acudido a figuras influyentes entre el colectivo de menor edad, como los jugadores del Real Mallorca, que han participado en una campaña del Govern para 'golear' al COVID.

Ya circula por las redes sociales un vídeo en el que Joan Sastre y Dani Rodríguez se dirigen a los jóvenes para recordarles la importancia de la vacunación. Y habrá más. Ya que Salut sigue haciendo contactos para que diferentes personalidades de las Islas animen a vacunarse.

Paralelamente, también se trabaja en mejorar la app Bitcita para que a los usuarios les sea más fácil localizar hospitales y centros de salud donde hay hueco libres para vacunarse.

La conselleria recuerda también que bajo ningún concepto esta campaña tiene intención de criminalizar a los más jóvenes, sino que «intenta implicarles, que forman parte del equipo para vencer a la pandemia».

Solo medidas en positivo

En este sentido, el Govern descarta que la comunidad o el Gobierno central sigan el camino de Francia, que introduce medidas restrictivas para acceder a la mayoría de lugares públicos a partir de agosto a las personas no vacunadas contra la COVID; una medida que el gobierno de Mario Draghi en Italia también estudia imponer si no mejoran las cifras de vacunados. Pero España ya ha superado a Estado Unidos en número de vacunados y se acerca a Reino Unido. Por lo que acciones similares quedan aparcadas.