Una de las cartas de Verne a Luis Salvador que hasta ahora no habían visto la luz; estaban en el Arxiu del Regne.

3

Nicolás Moragues (Palma, 1976) es diseñador gráfico, licenciado en Historia del Arte, doctor en Historia, miembro investigador de la UIB y, desde el pasado junio, doctor en Geografía gracias a su tesis La geografía de las Baleares en relación a la literatura de Jules Verne, leída en la Universitat.

En su tesis, Moragues recoge las referencias geográficas de Baleares en las obras del novelista francés, uno de los autores más leídos de todos los tiempos. Diez novelas de Verne hacen referencias directas o indirectas a Balears, con la curiosidad de que nunca estuvo aquí.

Sin embargo, Verne contó con numerosas fuentes a la hora de recrear o trasladar a otros lugares la geografía de Baleares: François Aragon, George Sand, Gaston Vouillier, numerosas artistas que recorrieron las Islas y, por supuesto, el Arxiduc: Luis Salvador de Habsburgo-Lorena.

Moragues aporta en su tesis «el hallazgo de catorce cartas inéditas de Julio Verne al Arxiduc, que se encontraban en el Arxiu del Regne. Hay muchas misivas entre ambos conocidas y publicadas, pero estas catorce son inéditas, nunca habían salido a la luz. En ellas, Verne adelanta algunos acontecimientos a Luis Salvador, sobre todo la aparición de próximas novelas. La correspondencia entre Julio Verne y el Arxiduc se produjo entre 1884 y 1905, año de fallecimiento del francés. Con posterioridad, hubo seis cartas entre Luis Salvador y el hijo de Julio Verne, Michel. Otra de las cuestiones que ambos trataban se refería a sus respectivas embarcaciones, el Nixe de Luis Salvador y el Saint Michel de Verne, incluidas fotografías, pues, como es sabido, ambos eran grandes navegantes. Julio Verne le hizo llegar a Luis Salvador su pesar por el hundimiento del Nixe en aguas argelinas. El resto de las cartas son un intercambio de formalidades propias de la época».

Sólo se vieron una vez

Moragues explica que «paradójicamente, Verne y el Arxiduc sólo se vieron una vez, en 1884 en Venecia, cuando se conocieron. Fue Luis Salvador el que sabía que Verne se encontraba en la ciudad y se presentó ante él, pero el Arxiduc ocultó su verdadera identidad. En el contacto postal que surgió posteriormente, Luis Salvador se descubrió como lo que era, archiduque de Austria, y le envió a Verne Die Balearen».

El investigador se muestra convencido de que «aparecerá alguna carta más. Es muy interesante que un autor tan conocido como Verne ofrezca tantas referencias de Balears. Le llaman el padre de la ciencia ficción, pero creo que realmente es el padre de la novela científica por el rigor de sus razonamientos y cálculos».

Pese a todo, no hay constancia de que Verne visitara Balears ni una sola vez. Moragues reconoce, medio en broma, que «da un poco de rabia que no lo hiciera, pero realmente no visitó las Islas. Era tan meticuloso en sus cuadernos de bitácora, donde lo apuntaba todo, que si hubiera llegado a Balears, lo habría explicado. Y sin embargo, en su novela Clovis Dardentor, describe con todo detalle las vestimentas, los árboles, los carruajes e incluso las persianas de Palma».

Ta140721001-23.jpg
Moragues, con su tesis doctoral. Foto:T.AYUGA

Grabado de ‘Clovis Dardentor’, que recrea una calle de Palma con la fachada de la Seu al fondo.