Imagen de archivo de un torrente seco. | PAU FIGUEROLA

7

Las reservas hídricas de Baleares se situaron el pasado mes de junio en el 54 % de su capacidad, un punto por debajo del mes anterior y 18 por debajo respecto a junio del año pasado, cuando se situaron en el 72 %.

Actualmente, y desde hace un tiempo, sólo una unidad de demanda hídrica de las Islas, la del Pla de Mallorca, se encuentra en situación de prealerta de sequía, pero si próximamente no llueve de manera suficiente, lo que no parece probable, otras dos unidades de Mallorca, Tramuntana Nord y Migjorn, también quedarían incluidas en esta calificación en julio y Artà lo haría en agosto.

En el resto de Baleares, sólo la unidad de Ibiza se encuentra en prealerta de sequía.

Datos

Aunque los datos generales no son positivos, son similares a los de hace dos años, cuando las reservas hídricas de nuestra comunidad estaban al 55 %. Por islas, la situación mejora en Menorca, donde suben del 51 % al 54 %, y en Formentera, donde se incrementa un punto, situándose en el 47 %. En Eivissa, los resultados se mantienen con un 51 %, mientras que en Mallorca bajan del 55 % al 54 %.

El resto de unidades de demanda de Mallorca se mantienen en la normalidad, mientras que la del Pla necesitará tres meses en situación de normalidad para salir del escenario de prealerta.

Junio húmedo

Los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indican que junio fue un mes húmedo en Balears, puesto que se acumularon, de media, 27,6 litros por metro cuadrado, más del doble de lo que es habitual. En cuanto a las temperaturas, fue un mes cálido respecto a la media.

Por islas, junio fue muy húmedo en Mallorca, con 28,5 litros por metro cuadrado, y en Menorca, con una media de 38,7 litros. En cuanto a las Pitiüses, junio fue húmedo, con 12,8 litros por metro cuadrado.

Pese a este buen comportamiento de junio en cuanto a pluviometría, el déficit hídrico interanual se mantiene en todas las islas. En el conjunto de Balears, la precipitación interanual presenta un déficit de un 15 % respecto la media histórica. Por islas, es del 24 % en las Pitiüses, del 15 % en Mallorca y del 13 % en Menorca.

El índice de sequía mensual de cada unidad de demanda es el que permite realizar un seguimiento de estas zonas. En la situación de prealerta, los recursos hídricos empiezan a reducirse y resulta necesario iniciar algunas medidas de gestión.

En la situación de alerta, los recursos empiezan a ser escasos y, en consecuencia, es necesario tomar más medidas de gestión e iniciar restricciones en el consumo de agua.

Índice de precipitación normal desde el 1 de septiembre

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) maneja el llamado Índice de Precipitación Estandarizado. En el acumulado desde el 1 de septiembre (año hidrológico), Mallorca presenta un índice normal, pero a punto de entrar en seco. Con una vigilancia de un mes, el índice es normal; con tres meses de vigilancia, el índice es igualmente normal; ocurre lo mismo con seis meses; con un año, es normal con tendencia a seco; finalmente, con dos y tres años de vigilancia, el índice también se mantiene en la normalidad.