Vista de una terraza en Palma. | M. À. Cañellas

2

El índice de confianza empresarial constata que las perspectivas en Baleares para la temporada de este año han mejorado de forma considerable pese a las incertidumbres que aún genera la pandemia de coronavirus. Este indicador se ha incrementado un 18,58 % en el tercer trimestre en las Islas respecto al anterior. Se trata del mayor crecimiento de España y casi seis puntos por encima de la media (12,28 %). Así se desprende de los datos elaborados por el Institut Balear d’Estadística a partir de las cifras publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística.

En comparación con el mismo período del año anterior, la confianza de los empresarios de Balears creció un 41,4 %, también muy por encima de la media española (35 %). Hay que tener en cuenta, de todos modos, que desde la irrupción del coronavirus, este indicador se hundió en todo el Estado y de forma mucho más acentuada en las Islas.

De hecho, el índice se sitúa en este tercer trimestre en 123 puntos en Balears, mientras que en el conjunto de España alcanza los 129 puntos. Aún así, la cifra registrada en este tercer trimestre en las Islas es la más elevada desde que estalló la crisis sanitaria, aunque lejos de los 140 puntos contabilizados el verano antes de la COVID.

En relación a los datos publicados ayer, desde la Conselleria de Turisme i Treball señalaron que «la reactivación económica se empieza a notar en forma del aumento del optimismo entre los empresarios» a través de su cuenta de Twitter.

De hecho, la confianza aumenta, tanto en términos intertrimestrales como anuales, en todos los sectores. En comparación con el segundo trimestre, el transporte y la hostelería lideran el aumento de la confianza, con un 29,32 %; mientras que el comercio, con un 53,4 %, es el sector donde más crece respecto a un año antes.

Prudencia

Sobre la evolución del negocio durante este tercer trimestre, impera la prudencia. Algo que se repite en todos los sectores de actividad. La mitad de los empresarios considera que será estable, mientras que el 30 % se muestra pesimista y cerca del 20 % cree que será favorable. En cuanto al empleo, siete de cada diez empresarios sostiene que el número de ocupados se mantendrá. Solo el 12,6 % prevé que esta variable evolucione de forma desfavorable en los próximos tres meses y el 16 % estima que será positiva.