Josep Melià (PI) intervino en el Congreso en una propuesta balear. | M. À. Cañellas

11

Josep Melià diputado del PI, defendió en el Congreso la propuesta del Parlament para que Balears pueda decidir el periodo de rebajas. No salió adelante con los votos en contra de PSOE y Podemos, que en el Parlament votaron a favor. El PP se abstuvo.

¿Cómo valora lo que sucedió en el Congreso?
— Es una lástima que no hayamos podido cerrar filas y que el PI se haya quedado solo defendiendo al pequeño comercio y defendiendo el autogobierno de Balears. Defendíamos que hubiera dos periodos de rebajas fijos y que la Comunitat tuviera competencias para regularlas. Nada de eso salió adelante con el rechazo del PSOE y Podemos y la abstención del PP, aunque aquí votaron a favor.

¿Qué opina de que PSOE y Podemos, que forman parte del Govern, voten en Madrid contra una propuesta del Parlament?
— Es una incongruencia que partidos que aquí lo apoyaron, también el PP, allí no lo hicieran. Tiraron de excusas y demostraron que hay un problema estructural porque la disciplina de partido pesa más que los intereses de Balears. Por eso existe el PI: para defender en exclusiva los intereses de Balears y del conjunto de sus ciudadanos.

Dijo que estos partidos habían hecho el ridículo.
— Es un ridículo absoluto que aquí voten una cosa y allí la contraria. Han dejado tirado al pequeño comercio incumpliendo los compromisos adquiridos por el Govern en el Parlament. El Govern dice que está al lado del comercio de proximidad, pero con la votación que se dio en el Congreso han quedado totalmente desautorizados.

Noticias relacionadas

¿Cree que la posición de Armengol sale dañada?
— Queda muy mal. Armengol ha demostrado que no tiene ningún peso en Madrid y que los suyos no le hacen caso ni siquiera para aceptar que se debata una propuesta en el Congreso. Con Armengol tenemos cero peso político en Madrid y por eso necesitamos una fuerza de aquí.

Usted aprovechó para hacer referencias al REB. ¿Estamos ante el mismo caso?
— Hay un mismo hilo conductor, que consiste en que nos den buenas palabras, pero a la hora de la verdad no recibamos nada. Llevamos 40 años pidiendo que se reconozca la insularidad, recogida en la Constitución, en el Estatut, en el primer REB, en el que se aprobó antes de las elecciones con tintes electorales... El primer año que está en vigor ya lo incumplen apelando a circunstancias extraordinarias como la COVID, cuando precisamente esa razón hace que las compensaciones a la insularidad tengan más sentido en la comunidad donde más ha afectado la pandemia.

Los ciudadanos siguen votando de forma mayoritaria al PP o PSOE.
— Habrá que perseverar, pero creo que los ciudadanos ya empiezan a percibir que no solo hay injusticia en materia económica, porque con las vacunas, Balears es la comunidad autónoma que menos está recibiendo. A nosotros nos parece escandaloso porque la pandemia tiene un componente sanitario, pero también económico y social. Necesitamos tener temporada turística a partir de mayo y necesitamos un plan de vacunación específico.

Han llegado a acuerdos con Més. ¿Cabe la posibilidad de presentar una lista única?
— Cuando planteamos el recurso de inconstitucionalidad a los Presupuestos les invitamos a hacerlo y enseguida se sumaron. Nosotros siempre hemos defendido una lista unitaria al Congreso.

¿Piensan explorar más acuerdo de este tipo, aunque sean socios de Armengol?
— Por nosotros no hay ningún problema porque tenemos puntos en común en financiación o en infraestructuras. Le pongo un ejemplo: Aena no puede ser el amo y señor de los terrenos que ocupa y debe consensuar sus proyectos con las autoridades de Balears. En una aberración que proyecte un parque fotovoltaico en una zona verde de Son Bonet y que aquí no podamos decir nada. El aeropuerto está al servicio del territorio, no el territorio al servicio del aeropuerto. Lo mismo pasa con el intento de prohibir los pactos sucesorios que son parte de nuestro derecho civil.