Imagen del conservatorio. | T. Ayuga

4

Opositores de plazas docentes han puesto en duda que «la Conselleria d’Educació tenga la intención real de cubrir las plazas convocadas»

Este colectivo destaca que «en los conservatorios de Baleares únicamente se ha cubierto el 50 % de las plazas ofertadas, 18 de 35. Muchos de los opositores han sido valorados con notas muy bajas». Los denunciantes se preguntan «si los opositores están realmente tan poco cualificados».

Los opositores ponen varios ejemplos. «Un opositor para una plaza en percusión, suspendido en la primera prueba; cuatro aspirantes para ocupar una plaza de la especialidad de guitarra y ninguno de ellos supera la segunda prueba; en lenguaje musical han quedado vacantes cuatro de las seis plazas que se ofertaban; en la especialidad de piano, de veintinueve aspirantes inscritos que optaban a trece plazas, únicamente cuatro han sido considerados aptos y doce no superaron la primera prueba».

Los denunciantes también señalan que «en la especialidad de danza, todas las plazas han sido adjudicadas. Curiosamente, uno de los miembros del tribunal es un inspector educativo». Irónicamente, comentan que tal vez ésta sería la solución «a tantas plazas que han quedado vacantes».