Isidoro de Miguel (izquierda) y Daniel Fiol en una imagen captada en el Santiago Bernabéu.

0

A varios metros de distancia de la cancha, el Palma Futsal también se mueve. En plena adaptación a la vida sin Miquel Jaume, el club balear ha incorporado a su departamento de relaciones externas al abogado Daniel Fiol Lustenberger (Morges, 1985) y al empresario Isidoro de Miguel Rubio (Talavera de la Reina, 1969).

Con la llegada de Fiol y De Miguel a los despachos de la entidad, el Palma pretende incrementar la penetración de su marca y su nivel de representatividad en todos los ámbitos. Se trata de dos profesionales de éxito en sus ámbitos y también dos personajes vinculados al mundo del deporte.

Fiol fue presidente del Atlètico Baleares (temporada 2012/13) y De Miguel lleva años vinculado a la Balear de Fútbol (FFIB). Su desembarco en el Palma se produce envuelto por pinceladas románticas y obedece a su estrecha amistad con el difunto presidente y mecenas Miquel Jaume. «Cuando José Tirado me planteó la posibilidad no pude negarme. Me sentía en deuda con Jimmy, que para mi es lo mismo que estar en deuda con el club», explica Daniel Fiol, que ya ha acudido a diversos actos en representación del Palma Futsal.
Isidoro de Miguel también admite que su relación con Jaume y el propio Tirado ha determinado su nueva conexión con la entidad. «La figura de Miquel Jaume es irreemplazable, especialmente por su calidad humana. Ahora que por desgracia no está entre nosotros, vamos a intentar ayudar para dar continuidad a su legado y a su gran pasión».

Tanto Fiol como De Miguel admiten compartir los valores y filosofía del Palma Futsal. «Existen muchos modelos de club, pero nosotros nos identificamos plenamente con una institución que tiene al mismo nivel la parte social y la deportiva. Considero que este aspecto lo hace distinto y especial», aseguran ambos.

El trabajo de Fiol y De Miguel en el Palma Futsal será eminentemente representativo y asesor. «La estrategia del club a todos los niveles la marca José Tirado», explica el abogado, «es el que realmente sabe de esto y considero que es un lujo para el deporte balear tener a un profesional de este nivel. Podría trabajar para cualquier club de máximo nivel», añade.

La pandemia y el adiós de Miquel Jaume «han sido dos palos muy duros para el Palma Futsal», recuerda Isidoro de Miguel. «Ahora se trata de intentar recuperar la normalidad dando pasos seguros. Deportivamente se ha confeccionado una gran plantilla y Vadillo garantiza mucho trabajo. Ahora se trata de que la gente pueda volver a Son Moix y disfrute con el equipo», concluye.

El club ya suma los 1.500 abonados

La campaña de abonados del Palma está resultando un éxito. A pesar de las restricciones motivadas por la pandemia, el cub ha alcanzado en apenas una semana los 1.500 socios. La mayoría de los aficionados han renovado sus pases online, pero desde el lunes el goteo de aficionados en las oficinas es constante. El Palma tiene previsto cerrar la campaña cuando alcance los 2.000 abonados.