Alba Torrens, en una imagen captada en el último encuentro disputado en estos Juegos. | SERGIO PEREZ

0

Despejados los interrogantes, el camino hacia las medallas olímpicas en Tokio para Alba Torrens y la selección española femenina de baloncesto pasa por el partido más importante del torneo. El cruce hoy de cuartos de final que te deja a un triunfo del podio o te envía directamente para casa. Delante estará Francia (14:00, hora española), un rival con el que existe un historial reciente con el que las de Lucas Mondelo tienen motivos para la esperanza, pero que física y cualitativamente es un bloque peligros, aunque su irregularidad en los últimos años le hace más endeble.

Noticias relacionadas

Antes de saltar al parqué del Saitama Super Arena, la selección española ya conocerá a su hipotético rival en semifimales, que saldrá del duelo entre las anfitrionas, Japón, y la siempre peligrosa Bélgica, un equipo en progresión ascendente a nivel europeo y mundial.
Por el otro lado del cuadro queda Estados Unidos, se se las verá con Australia en cuartos, mientras que Serbia se examinará frente a China. De ahí saldrá uno de los dos finalistas, aunque la superioridad de las eméritas campeonas olímpicas deja poco lugar a las sorpresas.

Para España será otro test de entidad, con el que reconfirmar las buenas sensaciones dejadas en una primera fase inmaculada, con triunfos ante Corea del Sur, Serbia y Canadá que han reforzado la moral del equipo de Mondelo. Los galones de líderes han recaído en el eje Ndour-Torrens-Ouviña, apoyadas por las jóvenes o una Queralt Casas que en el último encuentro de la fase de grupos de reivindicó. Todo un desafío para España.